Planificar un viaje

CÓMO PREPARAR UN VIAJE Y NO MORIR EN EL INTENTO

Diseñar viajes es la mejor forma de experimentar los destinos al 100% de forma original e individualizada pero requiere un gran esfuerzo y consumo de tiempo. En estos 8 pasos describo el proceso que recomiendo seguir para optimizar los resultados:

 Paso 1. Elegir el destino adecuado.

A veces tenemos muchas ganas de visitar un destino determinado y no valoramos si es adecuado o no para la época en la que vamos a poder ir (¡si podemos elegir período de vacaciones sin problema!). Esto puede resultar un gran inconveniente pues en ocasiones el destino nos va a “decepcionar” si no hemos elegido el momento idóneo. Es recomendable consultar el clima de los destinos seleccionados y acotar la elección en función de nuestros objetivos, esto permitirá ordenar las preferencias de destino para poder decidir finalmente cuál es la mejor.

Paso 2. Estimar el coste total del viaje.

Si nuestro presupuesto es ajustado este punto es clave y nos ayudará con la elección final de destino. Al realizar esta estimación a veces pasamos por alto detalles importantes que pueden incrementar el balance final de gastos. Por ejemplo, si vamos a desplazarnos en vehículo es importante saber el precio del combustible en el destino , si hay que cruzar peajes, pago de viñetas (esta información se puede obtener en viamichelin), etc. Para hacernos una idea de los precios de los alojamientos y/o vuelos hay múltiples buscadores, si no tenemos problemas respecto a las fechas podemos ir modificándolas para ver cuándo saldría más económico.

Paso 3. Elegir el medio de transporte.

Cada destino tiene un medio de transporte idóneo y es bueno conocerlo. El vehículo sería la mejor opción en destinos donde hay diversos puntos de interés en una misma área y en los que el transporte público no está bien implementado. Si el transporte público está bien instaurado y extendido el tren o los autobuses pueden ser muy buena opción (por ejemplo: bélgica, dispone de una estupenda conexión en tren entre las principales ciudades). Finalmente, el avión es un medio de transporte muy cómodo ideal para visitar ciudades o para combinarlo con el alquiler de coches y recorrer pequeñas áreas. Solemos tener la idea de que es más económico viajar en avión que en vehículo cuando hay que hacer largos desplazamientos pero si hay que alquilar coche en el destino por varios días esta idea suele ser errónea y además menos cómoda.

Paso 4. Determinar los puntos de interés.

Hay muchas formas de obtener información sobre los puntos de interés a visitar: guías de viajes, páginas de turismo locales, foros de viajes, blogs, etc. Recomiendo consultar los foros específicos de www.losviajeros.com donde los participantes ofrecen información detallada sobre el destino, consejos, datos prácticos, recomendaciones… Si queremos información más detallada y fácil de encontrar es mejor consultar un blog sobre viajes aunque en ellos sólo encontraremos la opinión del autor.

¡Con la información que se puede obtener en la red no hacen falta guías!

Paso 5. Planificar una ruta.

No se trata de ir “a son de pito” ni con horarios estrictos y ajustados, si no de tener un mapa mental de los puntos a visitar en la zona para poder aprovechar mejor los desplazamientos. Una vez tenemos los puntos de interés seleccionados, la mejor opción es hacer un cálculo de tiempo de desplazamientos a través de google maps o via michelin. Google maps ofrece también la opción de guardar un mapa creado por uno mismo (“Mis sitios”) con las paradas de la ruta y los trayectos entre ellas.

Paso 6. Elegir el “modus” de alojamiento.

En este punto hay que tomar una decisión fundamental en función del tipo de viaje que queramos realizar:

-Una opción es coger un alojamiento como “campamento base” y desde él realizar excursiones diarias con retorno al mismo punto. Esta opción es fácil de diseñar y requiere poco tiempo pero se pierde flexibilidad y el coste en desplazamientos aumenta.

-Otra opción es coger varios alojamientos en diferentes paradas de la ruta para “avanzar en alojamientos” a la par que se avanza en la ruta. Permite ahorrar en desplazamientos pero también limita en flexibilidad.

-Por último, existe la opción de no llevar alojamiento determinado e irlo cogiendo “sobre la marcha”. Esta opción permite máxima flexibilidad pero requiere un trabajo previo de búsqueda de opciones de alojamiento por la zona si no queremos perder mucho tiempo a la llegada o no queremos pagar más de la cuenta.

Paso 7. Seleccionar los alojamientos.

-Búsqueda informatizada: consiste en buscar alojamiento en buscadores creados para ese fin. Existen dos tipos de buscadores: los “individuales” y los “colectivos”. Entre los “individuales” encontraríamos booking, venere, destinia y un largo etcétera, y entre los “colectivos” estarían trivago, tripadivsor, kayak… De los primeros, booking.com es mi preferida pues ofrece la opción de cancelación gratuïta en muchos alojamientos y la opinión y puntuación de los viajeros suele coincidir en muchos puntos con la mía. En este paso suelo invertir bastante tiempo y el proceso suele ser:

1. Buscar en booking un alojamiento con una buena relación puntuación-precio

2. Buscar el “ranking” de ese alojamiento en tripadvisor

3. Comparar finalmente los precios para ese alojamiento en algún buscador colectivo

-Búsqueda manual: consiste en consultar las páginas de turismo locales y las webs de los ayuntamientos donde se suele detallar la oferta disponible respecto a acomodación. Es una muy buena alternativa si queremos alojamientos económicos o alojamientos tipo pensiones, camping, apartamentos, etc… ya que éstos no suelen salir en los buscadores informatizados y según el destino pueden ser la mejor opción para optimizar la relación calidad-precio.

Paso 8. Dejar detalles sin atar.

A veces lo queremos llevar todo estructurado de antemano y no nos damos cuenta de que NO ES POSIBLE. No es lo mismo pensar en el destino desde casa que estar en el destino y experimentarlo. En muchas ocasiones hemos tenido dudas sobre cosas que parecían importantes y que han resultado ser algo muy sencillo una vez allí. También es importante no agobiarse si algo de lo previsto no sale “como esperábamos”, los viajes son únicos e irrepetibles porque siempre hay algo que sale diferente, algo que no conocíamos y que nos dejamos llevar para explorarlo, algo menos turístico y no por eso menos valioso… ¡¡Disfrutar del viaje incluye tolerar los imprevistos!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s